Es hora de conocer 5 de los grandes mitos al rededor de la compra y usabilidad del somier, no dejes de leer el ultimo es muy curioso.

Nos despedimos del verano y de largos días de buen tiempo. La gran noticia es que en breve podremos disfrutar de chocolate caliente bajo la manta.

Con la llegada del Otoño las tardes y noches se tornan más oscuras, este efecto nos motiva a realizar cambios en el entorno del hogar para crear una estancia acogedora y cálida, hoy te traemos las mejores opciones de iluminación Otoñal.

La luz es imprescindible en nuestro hogar y debe asentarse como instrumento de decoración, no solo recrear ambientes agradables y cálidos sino también destaca elementos que influyen en el estado de ánimo de las personas. Podrás lograr este ambiente en tu hogar con una iluminación de luz cálida. Estudios en la materia han concluido que estos tipos de luminiscencia proporciona descanso a nuestros sentidos, debido a que es lo más parecido a la luz natural.

Si no sabes por dónde empezar a la hora de planificar la iluminación de tu hogar, no te pierdas de leer todo el contenido. Te comentaremos las formas más elegantes y asequibles para que cada espacio de tu hogar cuente con la brillantez perfecta, ya sea una sala de estar mal iluminada, un dormitorio sombrío o un comedor oscuro.

Para disfrutar de una luz adecuada a tus necesidades. Hemos reunido 5 pasos básicos con los que podrás planificar la iluminación de tu salón y acertar.

1 El primer paso es determinar qué iluminación será la adecuada para cada espacio.

Los hogares cuentan con necesidades diferentes que suplir. Se debe optar por unas luminarias que aporten una luminosidad uniforme y que no creen sombras. Una claridad tenue pero intensa que te permita cubrir la falta de luz natural. Podrás reforzar este modelo de iluminación con complementos puntuales o de ambiente. Estas suelen ser lamparillas de mesa, reflectores de pared, incluso una lámpara de pie. Aporta dinamismo a la estancia con lámparas colgantes o suspendidas y que llenen de vida cualquier rincón del hogar.

2 Elige luminarias en sintonía con la decoración de la sala de estar.

Es importante decidir de antemano si prefieres utilizar elementos más integrados o con más protagonismo. El salón es ese entorno donde se realiza todo tipo de actividades y necesitaras una iluminación cómoda, flexible y regulable de intensidad, sin olvidar la luz del sol. El sofá suele ser el centro de atención del salón para ver una buena peli, compensa la florescencia de la pantalla de tu tv con una lámpara de luz suave cerca o detrás de la televisión, reducirás la presión en los ojos, también puedes optar por lámparas de luz difusora o de luz directa, dependerá del ambiente que más os guste a la de ver tu serie preferida.

3 Dale luz a la zona del Sofá.

La luz debe ser indirecta, regulable, cálida y suave. Si iluminas desde el techo lo ideal es situar un tipo de luz que cubra el perímetro del salón y que la luz se reparta por toda la estancia. Mejora la iluminación siempre con reflectores de apoyo. Cuando no necesites la luz general de techo, coloca una lámpara de sobremesa en mesas auxiliares. Además de iluminar decoras ubicando alrededor del sofá.

4 Luz en el comedor.

Instala una lámpara de techo que alumbre toda la superficie de la mesa. Si es una muy larga, necesitarás dos o más. Para que no influya en el color de la comida, coloca a una lámpara colgante a unos 60 o 70 cm sobre la mesa y de preferencia que puedas regular dicha altitud, para ajustarlas a otras actividades.

5 Ilumina tu dormitorio en función de tu quehacer.

Primero hazte estas preguntas ¿Con qué tipo de cuarto cuento ¿Estudias en tu habitación? ¿Ves la tele desde la cama? ¿Incluso aprovechas más las horas de oscuridad de otoño para el descanso nocturno? Si te gusta leer en la cama y además vives en pareja, ilumina tu dormitorio de manera que puedas realizar actividades sin incomodar. Utiliza, por ejemplo, lámparas a ambos lados de la cama en las mesitas de noche colocando una luz tenue. Si es un espacio de relajación, para ver tele o donde simplemente, te tumbas a no hacer nada, procura tener una buena combinación de luces. Una luz potente y una segunda luz tenue si verás películas, añade una tercera luz dirigida para leer en la cama antes de dormir.

Con estos sencillos pasos conseguirás un resplandor cálido de otoño en tu salón, dormitorio o comedor. Para más consejos o información sobre nuestros productos te esperamos en C/ Ambrosio Ballesteros, 6. Llámanos ahora: 925 760 213.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar