Los Cabeceros de cama tapizados son una pieza fundamental para la decoración de tu dormitorio, existen una gran variedad de estilos: moderno, clásico, vintage, nórdico, acolchados, con capitone y tachuelas.

Un cabecero tapizado tendrá estructura de madera, cubierto por goma y espuma, finalizando con un tejido que puede ser de tela, piel, cuero o símil-piel.

Además podrás elegir entre; estructura, exento o con mesitas de noche integradas, tamaño y forma… Hay muchos factores que influyen en la selección del cabecero perfecto para el dormitorio. Cada uno de ellos tiene peso en el estilo decorativo. ¡Vamos a repasar los tipos de cabeceros por los que puedes optar! Y además te diremos cuándo debes escoger cada uno.

Cabeceros decorativos, prácticos y funcionales.

Al seleccionar toma en cuenta según su estética, o si nos combina más con los tonos de la habitación o con los materiales y diseño elegidos. No olvidemos sus aspectos esenciales: Nos protegerán del frío de la pared, aislando además los ruidos y mantiene la pared libre del roce de las almohadas. En los aspectos de practicidad, en un cabecero para cama, es el tamaño de la habitación. ten presente que debe superar el tamaños de las mesitas de noche para que gane presencia visual.

El tamaño del cabecero

Un diseño horizontal amplia visualmente el espacio tu dormitorio. Los verticales, separan el techo del suelo. El tamaño estará ligado a la estética, pero debes tener algunos aspectos en cuenta para decidirlo: La altura y ancho de la cama o somier, las medidas del colchón y las mesitas de noche. Como referencia, piensa que a partir de la altura del colchón, al menos deben quedar a la vista entre 65 y 80 cm de cabecero. En cuanto al ancho, el cabecero debe sobresalir entre 15 y 20 cm a cada lado del colchón o estructura de la cama. La altura de un somier oscila entre los 25 cm y 35 cm.

En común todos los colchones tienen unas dimensiones que son el largo y el ancho, obedecen a las medidas de cama mas habituales de 90 cm, 110 cm, 135 cm, 150 cm y 180 cm, pero difieren en el grosor o alto que es la medida que aquí nos ocupa.

Define el cabecero por su material: madera, tela, piel…

Acertar en el material es una decisión que afecta a la estética del conjunto del dormitorio y marcará tu estilo. Los cabeceros de madera natural aportarán una sensación de calidez a la habitación. Según el tono que elijas se mostrara con mayor o menor actualidad. Los cabeceros tapizados en fibras naturales como algodón o lino ofrecen frescura y usualmente diseños y texturas en tonos naturales.  también en colores o estampados puedes animar una habitación por completo o hacerla contemporánea. Los tapizados en terciopelo o piel son más tradicionales y lujosos.

¿Debe ser parte de la estructura de la cama?

La elección de estructura para cabecero, solo depende de si el modelo de cama encaja y lleva el cabecero coordinado. La estructura de cama y el cabecero pueden o no contar con el diseño y acabado. Si los compras por separada podrás elegir con canapé o cajones o simplemente elevada del suelo, con patas altas o tipo tatami (a pocos centímetros del suelo).

Cabeceros para lectores.

Escoge una tela resistente al roce. Las telas más usadas son las de algodón y lino ya incorporan fibras sintética que los hará más resistentes. Los cabeceros tapizados en tela son los preferidos, estos son muy confortables ya que suelen estar mullidos de materiales blandos y esponjosos, son una opción perfecta si te gusta leer en la cama apoyado sobre el cabecero. Los cabeceros tapizados pueden ser lisos o con botones incorporados para decorarlos en los bordes. Estos tipos de acabados influyen en el estilo final.

Cabeceros con mesitas integradas.

Supone apostar por el ahorro de espacio, con un ambiente más despejado y ligero, y por supuesto, por una propuesta decorativa original. Normalmente, las mesitas van apoyadas sobre el suelo y separadas de la estructura del cabecero o cama. El tipo de dormitorios, en los que se ubican estos cabeceros, están pensados para ofrecer el máximo almacenamiento posible, así como soluciones para organizar y optimizar el espacio.

Cabeceros de piel o polipiel.

Son cabeceros tapizados, pero en este caso con un tejido concreto que aporta un toque lujoso. No siempre se asocian a espacios tradicionales, ya que el diseño del cabecero en sí incluye en el efecto decorativo que quieras lograr. Son confortables aunque debes tener en cuenta que, al contacto con la piel, son calurosos en verano y fríos en invierno, por lo que es recomendable usar almohadones para apoyarte sobre él.

Paredes que se convierten en cabeceros

La ausencia de cabecero como tal no significa que no lo haya. puedes revestir una pared por completo de suelo a techo y de lado a lado o crear una franja que abarque el ancho de la cama con un material decorativo llamativo, también es una forma de elegir cabecero. Estarás protegiendo la pared de las marcas de la cama y aislando el rose, además de crear una diferencia estética respecto al resto de paredes, lo que enmarcará la cama. Es una opción decorativa para dormitorios con poco espacio y deja como resultado ambientes actuales.

Existen gran variedad de diseños de cabecero, pero estos son los cabeceros de cama que marcan tendencia en el mercado 2020. Si éstas pensando en redecorar tu dormitorio y tienes dudas en decidir cuál es el adecuado para ti, visita nuestra tienda. Muebles Carrasco C/ Ambrosio Ballesteros, 6 Torrijos. Llámanos: 925 760 213, envíos GRATIS, te ayudaremos a coordinar hasta el último detalle de decoración para tu hogar. Y si quieres saber precios y medidas, consulta nuestro catálogo online. www.mueblestoledo.es

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar