La viscoelástica es usado desde los años 60 en diferentes industrias. Hoy se emplea con mayor frecuencia en el sector hogar para proveer un descanso de calidad, sus características de transpiración y una firmeza a medida, que respeta los puntos de presión del cuerpo, hacen que este material sea nuestro preferido.

La espuma viscoelástica o "espuma con memoria" Está diseñada para que se adapte a la forma de cada cuerpo independientemente de la postura que se adopte al dormir. Sus ventajas son múltiples, en especial para los dolores musculares.

El colchón viscoelástico distribuye la presión de manera uniforme sobre los puntos sensibles del cuerpo. Los especialistas suelen recomendar estos colchones a las personas que sufren dolores musculares matutinos en el cuello y en las lumbares, ya que ayudan a mantener la columna alineada durante la noche. Además, favorece la circulación sanguínea pues se produce un reparto homogéneo del peso a lo largo de toda la superficie del colchón. Como efecto secundario mejora la calidad del sueño, favoreciendo una mayor relajación de los músculos y obteniendo un sueño más profundo.

Sus características.

Como es lógico, cuanto más grande sea el colchón, más cómodo será. Una cama doble clásica mide 135 × 190 cm. Si tu habitación lo permite, intenta elegir una cama más grande, en 150 × 200 cm por ejemplo. Incluso una de de mayor tamaño: 160 × 200 cm ó 180 × 200 cm. Los colchones más grandes son comúnmente llamados King Size y Queen Size.

¿Muelle o espuma?

El interior de los colchones viscoelásticos suelen ser de espuma o de muelles, en ambos casos revestidos de capas viscoelásticas de 3, 5 y 7 cm. En el colchón de muelles, cada uno de ellos viene envuelto en sacos individuales, el objetivo es mejorar la independencia de lechos. Los colchones de muelles son mas firmes y duraderos.

Un colchón de espuma proporciona un apoyo de calidad y durabilidad, pero por sus características de uso son más flexibles que el de muelles.

Un colchón viscoelástico es un colchón compuesto de espuma y viscoelástica. El núcleo central, generalmente es de espumación y puede incluir alguna capa más. La parte superior del colchón es viscoelástica. El grosor de esta tapa puede variar. No existe un colchón viscoelástico que esté fabricado en exclusiva con este material.

Cómo elegir un colchón viscoelástico.

La primer referencia es que no debe ser de un grosor excesivo así mantendrá su ventaja principal: La cual es, adaptarse a tu cuerpo sin producir la sensación de hundimiento.

La densidad de un material se expresa en Kg/m3. Dependerá de esta densidad en un colchón viscoelástico para ofrecer diferentes beneficios en su uso.

Si bien la viscoelástica permite un descanso más confortable, el grado de firmeza no la provee esta materia prima, si no la espuma que conforma el núcleo. Un colchón será más o menos duro en función del núcleo y no de la visco. En el caso de la espuma, existe la posibilidad de escoger en función de su densidad.

Los colchones más populares son los de densidad y firmeza medias, (entre 30 y 40 Kg/m3). Suele estar relacionado con la firmeza, la calidad de la espumación y su porosidad, esto permite que un colchón con menor peso sea más firme.

Cualquier modelo de colchón viscoelástico será un buen colchón, debido a las altas prestaciones de este material. Pero, ¿Existen diferencias entre gamas? Si. Principalmente entre los de gama media y los de gama baja. Para empezar, un colchón de viscoelástica debe durar desde 5 hasta 10 años, los de gama alta conservarán sus propiedades en mejor estado hasta el fin de este período, mientras que los de gama media y baja las perderán durante el tiempo transcurrido.

La durabilidad del colchón depende de la calidad de los materiales, no tanto de la densidad de los mismos. En Muebles Carrasco y ofrecemos Los mejores colchones con viscoelastica soft sensitive, espuma HR y viscografeno.

Preguntas frecuentes de los usuarios.

¿Se le debe dar la vuelta a una cama viscoelástica para conservar su firmeza?

No, la viscoelástica al estar durante un periodo prolongado de tiempo bajo presión del mismo colchón, perderá las propiedades de recuperación y resiliencia en el momento de apoyo de un cuerpo en reposo. Esto convertiría a la viscoelástica en un material sin propiedades de memoria.

¿Cuál es el grosor de viscoelástica ideal?

Suelen tener de 2 a 3 centímetros de espesor, una combinación de calidad y grosor viscoelástica, sera aquella que puede recuperar a la perfección sin forzar malas posturas al usuario, facilitando el confort máximo.

Puedes detectar el grosor de una visco de calidad con la prueba de la mano, es la más usada. Pero se debe saber interpretar.

Se trata de la técnica que una vez apoyada la mano, vemos cómo recupera la viscoelástica. Cuando hundamos la mano no ejerza demasiada resistencia. Retiramos la mano y permanece la forma de la misma durante un periodo corto, después de ello la viscoelástica recupera suavemente y vuelve a su posición original.

La mejor forma de decidirte por un colchon es visitando nuestra exposición y descubrir en cual de ellos podrás dormir mejor. Visítanos en C/ Ambrosio Ballesteros, 8. Torrijos. Nuestro equipo de asesores especialistas en descanso, te orientará para garantizarte la elección del mejor colchón para tí.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar