Empezamos por las buenas noticias. Planificar el diseño de una sala pequeña es más sencillo que cuando el espacio es mayor. Necesita menos muebles y accesorios decorativos, por lo que además resultará más económica. Pero nunca hay que perder el propósito principal que debe cumplir todo salón: crear un espacio agradable y que se adapte a las necesidades individuales de cada persona.

Aquí te dejamos algunos consejos para empezar con la planificación con buen pie.

1. Decide que uso vas a dar a la habitación.

El salón debe estar adaptado a tu forma de vida. Si eres de los que pasan las horas viendo películas o series dale un espacio privilegiado al televisor y busca un sofá bien cómodo. Si prefieres pasar las horas conversando una mesa con sillas deben ser el centro de atención a la hora de amueblar la habitación.

Considera como vas a utilizar el salón la mayor parte del tiempo y compra los muebles en orden según la frecuencia con que los vas a utilizar. De esta forma si falta espacio para algo, no será para lo que realmente te importa.

2. Entretenimiento

Si tienes pensado utilizar el salón como zona de entretenimiento, coloca la televisión en un lugar destacado y sitúa sillas o un buen sofá en frente,

de forma que todos puedan ver fácilmente. Elige una iluminación adecuada para que no provoque reflejos indeseados o pueda molestarte de alguna forma mientras estás en la habitación.

3. Conversación

Si eres más de pasar las horas charlando, coloca una mesa y unas sillas bien cómodas a ser posible cerca de una ventana o debajo de unas luces de techo. Y decora las paredes de esa zona con muebles y adornos acorde a tus gustos.

Reserva espacio suficiente para destacar esta zona, pero sin cortar el paso para que sea fácil moverse por la habitación.

4. Relajación

Para usar el salón como zona de relajación, trata de utilizar solo los muebles indispensables. Cuanto más despejada este la sala, menos distracciones encontraras y más fácil será alcanzar ese estado de tranquilidad que buscas. Situar una mecedora, junto a una buena fuente de luz natural, puede ser de ayuda si se quiere aprovechar esos momentos de relax para leer un buen libro y desconectar del estrés del día. Si ademas le añades una mesita y una lampara, el rincón será perfecto.

5. Multiusos

Tener una sala multiusos en una habitación pequeña es difícil, pero no imposible.

Empieza por sacrificar el sofá y utiliza sillas en su lugar. Esto te permitirá moverlas y orientarlas hacia la televisión, la mesa o cualquier otro lugar según precises. Elige muebles que puedan destinarse a varios usos como mesas auxiliares o un mueble bajo de almacenamiento que con unos cojines pueda ser usado como asiento, etc... Conseguir la separación de espacios será complicado, pero debes contrarrestar este problema con ideas creativas.

6. Almacenamiento

Utiliza estanterías, armarios y cualquier otra forma de almacenamiento como lo harías en cualquier otra habitación.

Aprovecha también los espacios extra de almacenamiento que te ofrecen algunos sofás y mesas auxiliares. Este tipo de soluciones te permiten ocultar el contenido de forma que la habitación dará una sensación de orden y se sentirá mas despejada y espaciosa.

En Muebles Carrasco somos expertos en decoración de interiores. Si tienes pensado hacer cambios en tu hogar no dudes en consultarnos o visita nuestro catálogo online. 

Puedes contactar con nosotros en el 925 76 02 13 - 660 532 220 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar